Skip to content

La computación en la nube, o cloud computing, se ha convertido en una parte integral de varias industrias, incluida la logística. Estas soluciones en la nube son cada vez más ofrecidas por proveedores de software y demandadas por los clientes.

Entonces, ¿qué es exactamente la nube? La nube se refiere a la computación a través de internet, donde los recursos se acceden de forma remota en lugar de depender únicamente del almacenamiento local de la computadora. Al trabajar en la nube, estás utilizando una red de computadoras conectadas que brindan capacidades de almacenamiento y procesamiento.

Por ejemplo, cuando transmitimos películas en plataformas como Netflix, estamos accediendo a una vasta infraestructura en la nube que almacena y entrega miles de películas y series en todo el mundo.

Ahora, ¿cómo se aplica esto a la logística?

Muchos profesionales de la logística todavía confían en hojas de cálculo de Excel y pizarras para gestionar sus operaciones. Estos sistemas tradicionales son familiares y cómodos de usar. Sin embargo, a medida que el mercado logístico se vuelve cada vez más complejo, las empresas tienen mejores opciones para competir y obtener ventajas al adoptar la tecnología como un socio estratégico.

Es por eso que, desde hace más de una década, muchas empresas han pasado de los sistemas de Gestión de Transporte (TMS) convencionales a los TMS Software as a Service (TMS SaaS) alojados en la nube.

Beneficios de la logística en la nube

  • No es necesario mantener una infraestructura física: Los sistemas TMS tradicionales requerían máquinas dedicadas que necesitaban mantenimiento regular. Al aprovechar las soluciones basadas en la nube, las empresas pueden evitar la molestia de mantener hardware y pagar por un servicio de forma mensual, trimestral o anual.
  • Escalabilidad: Los servicios basados en la nube pueden adaptarse fácilmente a las necesidades de la empresa. Estos servicios se pueden personalizar según los requisitos específicos y ajustarse de acuerdo con las operaciones de la empresa.
  • Accesibilidad: Las soluciones TMS SaaS, como Drivin, se pueden acceder desde cualquier ubicación y dispositivo, lo que permite una fácil planificación y supervisión.
  • Implementación sencilla: Por lo general, las soluciones basadas en la nube tienen procesos de implementación sencillos. Solo se requiere una buena conexión a internet y dispositivos capaces de acceder a la plataforma. Por lo general, no es necesario realizar descargas, ya que los usuarios solo necesitan iniciar sesión con sus credenciales para acceder al sistema. Sin embargo, es importante asegurarse de que los dispositivos utilizados sean capaces de manejar los requisitos de la plataforma, especialmente al realizar tareas como la planificación de rutas y la gestión de pedidos.

La aceptación de las soluciones basadas en la nube continúa creciendo. En el pasado, existían preocupaciones sobre la seguridad en la nube. Sin embargo, en la actualidad, las soluciones basadas en la nube suelen cumplir normas de seguridad más estrictas en comparación con las soluciones internas, lo que las convierte en una opción segura para las empresas.

A los TMS SaaS como Drivin se puede acceder desde cualquier ubicación y desde cualquier dispositivo para hacer una planificación o simplemente supervisar. Si te gustaría realizar una demo para ver cómo una solución en la nube puede mejorar tus operaciones, deja tus datos en el formulario de abajo.

 

 

x